Blogia
L a P e d r @ d a

FRAGMENTOS DE LA CONFERENCIA DE CHOMSKY EN CLACSO:

FRAGMENTOS DE LA CONFERENCIA DE CHOMSKY EN CLACSO: LA LÓGICA DE LA DOMINACIÓN IMPERIAL ES LA MISMA.
Noam Chomsky

Cubadebate
2003-10-29



Fragmentos de las respuestas de Noam Chomsky a los asistentes a su conferencia “Dilemas de la dominación”, impartida en la XXI Asamblea del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, en La Habana, Cuba, el 28 de octubre del 2003.

En 1961, la CIA advirtió y cito: “la gran influencia de Castro no es una función de poder cubano, pero surge del hecho de que las condiciones socioeconómicas en América Latina hacen que la gente quiera oponerse a la autoridad y quiera los cambios radicales”.

Cuba era un modelo en ese sentido. El asesor de Kennedy presentó un informe sobre América Latina diciendo que había preocupación ante la idea de Castro de asumir los asuntos nacionales en sus propias manos, y que los peligros para EE.UU. eran particularmente grandes cuando la distribución de las tierras y otras formas de riqueza favorecieran a la clase pobre. El Departamento de Estado señaló que el mayor peligro que enfrentaban con Castro era posibilidad de resistencia de su régimen.

Entre los movimiento izquierdistas de muchos países latinoamericanos el hecho sencillo es que Castro representa un desafío exitoso ante los Estados Unidos y en contra de una política norteamericana que ha durado medio siglo. No se trataba solo de un fenómeno puro de Guerra Fría y de defensa ante los rusos. Se trataba, sencillamente, la idea de resistencia del régimen de Castro era inaceptable.



LA LÓGICA DE LA DOMINACIÓN IMPERIAL

Es una expresión dela lógica de distintas formas de poder y autoridad. El capitalismo es una de ellas pero no la única. Hay otras formas de poder y autoridad que tiene la misma exigencia expansionista, que se plantea en términos de dominación o subordinación. El capitalismo, como el que tenemos hoy, tiene mantiene las esencias de sus antecesores: trata de acabar con lo que no esté de acuerdo con él.

Nacionalmente trata de acabar con la vida independiente y las aspiraciones de la población, e internacionalmente, intenta acabar con cualquier desafío exitoso a su autoridad. Pero no tiene que ser tolerado eternamente; puede ser socavado en los propios países imperiales. Hay medidas potentes en este sentido que tienen grandes efectos, como hubo en otras épocas. También puede ser modificado, socavado. Esto puede suceder nuevamente.

En Estados Unidos, los movimientos populares que se desarrollaron en un decenio de lucha pudieron derrocar el sistema, hacerle frente y derrotarlo. No pudieron, aunque sí desde el punto de vista político si.

La situación política del gobierno de Bush es muy frágil porque llegó al poder con pocos miles de votos de diferencia y la mayoría de los estadounidenses se oponen a sus medidas, como el gran aumento en el gasto militar hasta el recorte fuerte en los impuestos que benefició a los ricos. En Brasil, donde un movimiento popular y de derechos humanos ha colocado en la presidencia a un dirigente de izquierda, es un país más democrático que Estados Unidos, donde hacen falta cantidades masivas de dinero para participar en las elecciones, que son ganados por grupos de inversores.

Hay una gigantesca concentración de capital, abrumadora, que se percibe en la televisión, en la propaganda y esta es una razón por la que es probable que Bush gane las próximas elecciones. Incluso a pesar de que es muy impopular. Sencillamente ellos no se pueden imaginar en una competencia y los competidores deben ser también respaldados por grandes sumas de capital.

De modo que las fuerzas sociales tienen mucho activismo y participación en todas las esferas. Más que en cualquier otro período de la historia norteamericana. Recuerden que la oposición contra la guerra de Irak fue mucho mayor que cualquier otra manifestación de resistencia que haya pasado en la historia americana o europea. Nunca se había visto tantas protestas masivas antes de que se iniciara oficialmente una guerra.

En el caso de la guerra de Vietnam, por ejemplo, la oposición apareció cuando ya se había llevado a cabo, incluso cuando Vietnam del Sur ya había sido destruido. En esta ocasión las protestas fueron antes de la guerra y esto demuestra cambios en la conciencia, en la participación, en el movimiento de justicia social.

Sin embargo, Estados unidos es un país muy difuso. Hay muy poca intercomunicación. Las personas de una parte del pueblo no saben de la otra parte. De modo que una manifestación de resistencia a gran escala es muy sustancial, pero en términos de unión es muy débil. Esto puede cambiar y si es asì, puede pasar algo que llegue al nivel de democracia brasileña con movimientos sociales que a gran escala que puedan entrar directamente en la lucha política. Pero esto no va a ser posible en EE.UU. por el momento.



AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

La influencia y el dominio estadounidense , no era una amenaza militar obviamente, pero era la amenaza de la independencia, del desarrollo exitoso que Kennedy tomó con gran seriedad y por eso Cuba se vio atacada, por eso hubo una dictadura militar en Brasil, etc.

Esto continuó en todo el decenio de los ochenta. Se concentró hacia Centroamérica, que estaba en una etapa turbulenta debido a los movimientos populares, la iglesia. Se había involucrado en la opción preferencial para los pobres y se convirtió en un importante enemigo para Estados Unidos. Entonces hubo estos ríos de sangre en Centroamérica para tratar de reprimir esto. Deben estar conscientes de cómo esto se percibió. Por ejemplo, la Escuela de las Américas que formó a los oficiales latinoamericanos para cumplir con sus deberes.

En el noventa ya la amenaza se había limitado y coincidió con el colapso de la Unión Soviética, pero este proceso no tuvo nada que ver con lo que concibió para la región. La caída de la URSS sencillamente fue algo que aconteció en paralelo, Ahora la región andina también se encuentra en una época turbulenta: Bolivia, Venezuela, hay preocupación acerca del Brasil ya que es una gran potencia.

El gobierno de Bush considera que puede ser controlada por mecanismos neoliberales, pero toda la región supone una gran preocupación para Estados Unidos y es por eso que ha ubicado aquí más fuerzas militares que las que jamás haya tenido antes en América Latina. Yo infiero que, si la invasión a Iraq hubiera tenido el éxito que ellos esperaban –con un rápido control y la imposición de un régimen “democrático”-, hubiera sido muy probable que el siguiente objetivo militar de Estados Unidos habría estado en la región andina.

Me parece que la principal división de los que conforman la política estadounidense se refiere a que si uno debe contener esta amenaza a través de mecanismos neoliberales, estrangulación o destrucción, o si uno debe recurrir a los mecanismos militares para hacer esto. Esto es la división y ahí es donde el espectro se divide, entre la administración Bush y sus críticos. Pero ese es un espectro muy estrecho y rápidamente puede pasar de una posición a la otra.

Por ejemplo, Kennedy, que era en el extremo cuidadoso, fue uno de los más violentos y agresivos con respecto a América Latina. Por lo tanto, el espectro es estrecho y las políticas cambian bajo una evaluación táctica, pero el pensamiento fundamental es que aplastar cualquier desafío popular, a cualquier precio. Por supuesto, ahora no se puede hacer lo mismo que se hacía hace 20 años. Nadie piensa en un golpe militar en Brasil, porque la población no lo aceptaría. Es decir, hay desafíos, restricciones y cambios pero el pensamiento básico del poder norteamericano es y seguirá siendo el mismo

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres